jueves, 12 de abril de 2012

Pancho Varona: "Prefiero ser el mejor de la segunda división que el último de la primera. Soy un músico trabajador, nada más"

En mi primera época con el blog, tuve la inmensa suerte de poder compartir un café con uno de los mayores mitos musicales de este país. Pancho Varona, genial y humilde, y figura, porque no decirlo. Pancho es cantante, músico, productor. Ha trabajado con los mejores y se siente cómodo estando en ese segundo plano que aún así no hace que deje de ser imprescindible para la música española.

Mientras una camarera de un bar de la Gran Vía nos confundía con un alumno y un profesor dando una clase extra, para mí esa entrevista se convertía en una master class en la que no podía distraerme ni un segundo de todo lo que Pancho me estaba contando.

Durante los 40 minutos que estuve me habló de su historia, de su vida, de Sabina. Bueno, de Joaquín, como a él le gusta llamarle. De sus canciones, que hoy son historia viva y banda sonora de nuestras vidas. De Pereza, que enrojecerían si leyeran esta entrevista en la que les valora como los autores "de la mejor música que se hacía en este país" cuando aún eran un dúo.

De esta entrevista han pasado ya unos meses, pero tenía que compartirla con vosotros. No os cuento más que si no no tiene gracia... Mejor leed vosotros, que seguro que os gusta.


Para empezar, ¿quién es Pancho Varona?
Un músico. Casi me consideró más un autor de canciones que un músico. Soy un músico normalito, no soy un gran guitarrista ni mucho menos. Soy un guitarrista muy normal, pero lo que sé me vale para componer mis canciones, que es lo que realmente me gusta. 

¿Cuánto queda del Pancho López del 1 de de mayo de 1982?
¡Nada! (Risas) Por suerte no queda nada... Yo soy López Varona y el Lopez con el Pancho iba muy mal... Del nombre queda muy poco y de la personas también, porque fue hace 30 años casi y hemos evolucionado mucho desde entonces.

Guitarrista, compositor, productor musical, has hecho BSO... ¿Algo más?
Bueno, BSO he hecho pocas y no es mi especialidad ni mucho menos, pero las dos o tres que me han pedido que hiciera las he hecho. ¿Qué más me gustaría hacer? Afinarle las guitarras a Keith Richards, por ejemplo... Querría ser la persona que le cuida las guitarras. He hecho de todo en la música, pero aún me queda mucho por hacer. Uno siempre piensa que, como decía Joaquín, nunca pude escribir la canción más hermosa del mundo, pero todavía la estamos buscando, por supuesto. 

¿En cuál de todas tus facetas te sientes mejor?
Componiendo creo... A mí la producción no me gusta mucho, no me gusta encerrarme en un estudio x horas al día, x meses, x semanas... No me gusta sentirme como si estuviera en una mazmorra o en una cueva. A mí me gusta viajar, tocar en directo y componer canciones. 

Entre Sabina, Antonio García de Diego y tú habéis hecho algunas de las canciones que más historia tienen  en este país. ¿Cómo sale esto y cómo sabes cuando estás ante una buena canción?
Nunca lo sabes. De alguna manera todas las canciones son tus hijas, aunque unas sean más guapas que otras. Aun así, una canción, una vez que la empiezas, comienza a volar por su cuenta. Nunca sabes realmente si estás ante una gran canción, eso lo decide el público. Yo he hecho canciones que me parecen muy bonitas y no ha pasado absolutamente nada con ellas. A las que son consideradas grandes canciones, la gente le pone su subtitulo. La gente decide cual es LA CANCIÓN, no yo.


¿Tienes predilección por alguna en especial?
Si claro... Aunque todas sean tus hijas, una siempre es más guapa. Me gustan muchas de las canciones que yo he hecho y a las pocas que no me gustan las odio, ¡fíjate que injusto soy! (Risas). Entre las preferidas con Joaquín tengo Peces de ciudad, Y sin embargo, Pirata cojo, Ruido, Esta boca es mía... De las que Joaquín no es partícipe, hice No me importa nada para Luz Casal, que es casi la que más satisfacciones me ha dado.

¿Te has bloqueado alguna vez?
Todo el rato, yo vivo bloqueado. Es más, los momentos lúcidos y de chispa son un porcentaje muy pequeño. La gran mayor parte del tiempo que estás trabajando son de bloqueo, hasta que de repente aparece esa idea... Pero tú imagínate: estás trabajando desde las 18.00 horas hasta las 22.00 horas, y cuando decides que no puedes más te viene la inspiración. Ese es el momento que hay que aprovechar y esa es la idea que hay que seguir... El bloqueo es constante, pero el duende viene cuando le da la gana. 

Tras 30 años en la música, ¿qué es lo mejor y lo peor que te has encontrado?
(Suspira) Lo mejor a Joaquín, por supuesto. Cuando me encontré a Joaquín, o él me encontró a mí, no lo sé, nos cambió la vida, a mí más que a él. E él también se la cambió, pero en menor medida. Si yo no hubiera estado con Joaquín, habría 100 canciones que a lo mejor no hubieran existido... Pero es probable que si no nos hubiéramos encontrado y no hubiéramos colaborado en hacer esas 100 canciones, Joaquín hubiera hecho otras 200 preciosas. En cambio, si no fuese por él yo no sería nadie... Sería un funcionario del Estado, imagino. Eso es lo mejor que me ha pasado. Lo peor, encontrarme con un tipo muy famoso y muy hijo de puta que no te puedo decir el nombre y con el que no puedo cada vez que le veo en TV o en la calle... Me tuvo seis meses trabajando como un esclavo y no me pagó.

¿A qué dedica Pancho Varona sus ratos libres? Si tienes claro...
Si, si que tengo ratos libres. Me encanta pasear por Madrid, andar es mi ejercicio diario y lo utilizo para meditar, para hacer música, para pensar... Por la tarde, siempre que no estoy de viaje, leo, veo la tele... Estoy un poco harto de música, que se escucha por las mañanas, entonces en casa intento estar con mi mujer, con mi hija, con mi perro... Toco la guitarra, también como hobby. Estos días atrás, me he divertido sacando guitarras que hacía mucho que no sacaba. Las ponía todas encima de la mesa, con una toallita debajo, les cambiaba las cuerdas, les echaba una gotita de aceite de oliva virgen extra por el diapasón, las quería, las mimaba... Eso es un hobby, no un trabajo.

Mi última pregunta siempre es acerca de los futuros proyectos del entrevistado en cuestión, pero a un terremoto como usted también debo preguntarle sobre en que está trabajando ahora...
En muchísimas cosas, esto es un no parar. 

Estás participando activamente en la dirección del musical inspirado en Sabina "Más de 100 mentiras". ¿Qué me puedes contar de este proyecto?
Bueno, te voy a contar primero sobre todos los proyectos. Hay cosas sueltas. Seguimos con una gira de Joaquín que aún no ha terminado porque en octubre o noviembre nos vamos a México y EEUU, entonces la gira sigue en marcha aunque ahora mismo estemos parados. Por mi parte, Antonio García de Diego y yo haremos nuestros bolos sueltos con Carabina 3030, otro grupo que tenemos. También está el proyecto Sabina-Serrat que se llevará el año que viene con una gira. Y además, el musical, un musical en el que Joaquín y yo estamos de refilón. Yo soy director musical pero realmente no estoy haciendo mucho, estoy más de invitado. Hay otros directores musicales y arreglistas que se están encargando del trabajo fuerte. Joaquín también ha dado el visto bueno a los guionistas, a la dirección...pero ninguno de los dos vamos a cantar ni a actuar, es decir, estamos implicados pero menos de lo que la gente piensa. Eso sí, es un musical totalmente autorizado.


En el año 2005, además, te decidiste a sacar un disco propio homónimo. ¿Por qué no volviste a grabar?
No, ese disco lo hice porque me convencieron para hacerlo. Luego por suerte acabé muy orgulloso del disco y a día de hoy hay ocasiones en los que todavía lo escucho. Para no cansarme del disco, después de 15 años que tiene el disco ya, lo oigo muy de vez en cuando. Me sigue gustando mucho, que eso es lo importante, pero no tengo pensado hacer otro aunque ya tengo una lista de canciones que me gustaría grabar algún día. No por un proyecto en mi carrera musical, sino por el hecho de poder tener grabadas, disfrutarlas, venderlas baratitas e incluso regalarlas a mis amigos, dejárselas a mi hija... Pero por el momento no tengo ninguna intención de grabar ahora mismo. Me encantaría grabar "Esta boca es mía" en versión rock&roll, "Donde habita el olvido" más dura y siniestra, que era como se pensó en un principio y otras diez o doce canciones que tengo con letra y música mía o con colaboraciones. 

En cuanto a tu faceta de productor te has sabido rodear muy bien, produciendo a algunos de los mejores del panorama musical (Sabina, Ana Belén), pero siempre te has acercado a los mejores artistas más recientes (Pereza, Estopa...).
Si, ellos se han acercado a mí más bien, quiero decir, yo fui amigo de Estopa antes de que ellos fueran famosos y ellos me admiraban a mí antes de ser conocidos y de ser músicos incluso...y cuando yo escuché sus dos primeros trabajos les empecé a admirar porque son muy buenos. Ellos quisieron que trabajásemos juntos en su tercer y cuarto disco y en un gira y fue divertidísimo, maravilloso. Nos acercamos juntos y fue algo muy bonito. Con Pereza tengo devoción, soy muy fan suyo y creo que la mejor música que se está haciendo ahora mismo en España la están haciendo ellos. Me gusta esa mezcla de rock&roll, pop e inspiración tremenda que tienen sus canciones. Son muy inspirados y en el fondo son muy melódicos, aunque quieran ser Keith Richards y lleven esa pose de super rockeros. Hacen unas canciones maravillosas con letras muy importantes y la gente en un futuro se dará cuenta de la importancia de las letras de Leiva y de Rubén. Ahora mismo se les ve como dos chavales que hacen "musiquita"... ¡Y una polla! Hacen "musicote" (risas) y las letras son muy buenas. 


Te veo muy cómodo están entre las sombras. ¿Qué opinas de los productores que quieren ser más conocidos que los artistas? 
Sí, yo prefiero estar en mi sitio que es en segunda fila. Hay gente que ha querido ser artista y se ha quedado en productor. Lo ven como una desgracia y eso es una falta de educación, de vergüenza, de profesionalidad...y me parece fatal. En cuanto a lo de trabajar entre las sombras, hay coproductores que aspiran a ser productores, hay arreglistas que quieren producir, hay guitarristas que buscan ser artistas o músicos, solistas...pero yo no. Yo estoy muy bien donde estoy y soy muy feliz de ser coproductor con mi Antonio querido y mi Joaquín querido y siendo el hombre de confianza de SAbina sobre el escenario. No quiero que el cañón de luz me enfoque a mí. Prefiero ser el mejor de la segunda división que el último de la primera. No aspiro a ser solista, ni cantante ni artista, ni nada. Soy un músico trabajador, nada más. 

A todo esto. ¿Hay mucha diferencia entre el Sabina personaje y el Sabina amigo?
A Joaquín cuanto más le conoces más le quieres, más cercano es, más entrañable. Cuanto más mayor es Joaquín, más cariñoso y sensible se vuelve. Joaquín se emociona con mucha facilidad últimamente, está hecho un abuelo cebolleta maravilloso y yo le quiero cada día más. ¡Claro que hay diferencia entre esos dos Sabinas! La gente ve el personaje, el canalla, el que despotrica, el que dice tacos, el que bebe mucho, el que fuma mucho. Pero detrás de esa imagen Joaquín es un tipo maravilloso, es un señor tremendamente generoso, desprendido, amigo... Se me acaban los adjetivos con él, es imposible definirle. Es todo eso y mucho más.


Cambiando de tema. ¿Qué te parece como está la situación musical en nuestro país? Tanto a nivel artístico como comercial...
Uuuuuffff (risas). Negra, muy negra. Yo soy un músico antiguo, romántico, de los que les gustaba ir a comprar sus discos. Yo ahorraba tres semanas la propina que me daba mi madre los domingos y me iba a comprar un LP de Pink Floyd, de The Beatles... Para mí eso era un ritual maravilloso. Por eso, lo que está pasando ahora ni lo entiendo ni lo quiero entender. Sólo sé que están maltratando la música. ¿La gente no se da cuenta de la calidad que pierde el audio de las cosas que se bajan? Es terrible. No sé para que estamos grabando un disco tres meses en un estudio, intentando traer a los mejores músicos, masterizando en Nueva York...¡para que luego la gente se lo baje de internet y el audio sea horrible! A la gente le da igual con tal de tenerlo gratis. Para mí es un error tremendo pero bueno, puede que yo también sea ya un abuelo cebolleta y no estoy de acuerdo en que la gente que necesite la música y no tiene dinero para pagarla la robe. Pero también te digo: al igual que estoy de acuerdo en que la gente que no tenga para comer, robe la comida, los que no tengan dinero para pagar la música, que la roben, por supuesto. Pero ese es el límite para mí. Luego aparte tengo que decir que las discográficas han sido las primeras piratas y ladronas en los años 70, 80, 90... Han abusado de los compradores de discos poniéndolos a unos precios desorbitados y han hecho mucho mal a la industria. También estoy de acuerdo con eso. Entre las discográficas, la industria, internet, los internautas, los músicos y todos los que estamos dentro de esto llegaremos a un acuerdo, pero por ahora los que estamos perdiendo somos los músicos. 

¿Impera el negocio al corazón, o lo contrario?
No creo. Soy muy bien pensado y me gusta pensar, valga la redundancia, que un músico que empieza está deseando dar a conocer sus canciones y no hacerse rico. Estoy seguro... (Aunque en este momento duda). La gente está por el arte y no por la pasta.

¿Te gustan las nuevas hornadas de cantautores que van saliendo o eres de los que dicen que "cualquier tiempo pasado fue mejor"?
Cualquier tiempo pasado fue mejor. La época en la que estaban los Silvio, Aute, Víctor Manuel, Sabina, los cientos que había, es incomparable con lo de ahora. Ahora los artistas salen con cuentagotas. Quizás el problema está en que ahora sale mucha gente porque cualquiera puede hacerse un disco en su casa, lo que ha democratizado mucho la música ya que todo el mundo  puede ser cantante o autor. Eso es maravilloso, pero encontrar algo que valga de verdad entre todo eso es buscar una aguja en un pajar. Hay muy buenas intenciones, pero muy poca calidad. 

¿Y qué opinas de internet como modo de difundir la música?
Me parece fantástico tanto a nivel legal como incluso ilegal, seamos sensatos. Ahora mismo internet es la herramienta divina, soñada y adorada por cualquiera. Todo esto que estamos hablando tú y yo ahora mismo lo pueden escuchar dentro de tres minutos en Nueva Zelanda. ¡Es algo impresionante! Bendito sea internet siempre que se utilice bien. Yo por ejemplo me he hecho muy buenos amigos tanto en twitter como en facebook. Y la gente que se dedica a hacer maldades en la web, que les den por culo, allá ellos.

Eso mismo te quería decir pero te me has vuelto a adelantar.  Has sabido adaptarte perfectamente a las redes sociales. 
¡20.000 en twitter chaval! (Ahora mismo lleva más de 42.000). Mira, creo que soy mejor persona que músico, es decir, me hago más de querer que de admirar, y más que admiradores tengo amigos. Eso me encanta que me pase y estoy más orgulloso de que la gente me tenga cariño que de como toco la guitarra.

Finalmente, unas cosillas que siempre me producen curiosidad...
Una anécdota: Una vez me vino un tipo y me dijo: "Llevo 30 años siguiendo tu carrera, Sancho" (risas). Estaba muy bien informado el hombre para estar tanto tiempo detrás mío... 
Uno de tus mejores recuerdos: Muchos... Un recuerdo maravilloso que se me viene muchas veces a la cabeza es el de Joaquín y yo en un hotel de Lima, borrachos y muy emocionados, por componer una de nuestras canciones. "Peces de ciudad".
Un sueño por cumplir: Quedarme como estoy, no pido más. Soy un tipo con suerte y quiero seguir teniéndola. 

Muchas gracias Pancho, y que te quedes como estás.



Para terminar, me dijo lo siguiente: "Que tengas mucha suerte y que te vaya muy bien a ti y a tantos periodistas y a tantas personas que están sin trabajo ahora mismo. Que los dioses colmen vuestros deseos y vuestros sueños".

En serio, un auténtico placer para mí que Pancho accediera a darme esta entrevista. Por cosas como esta, decidí que quería estudiar periodismo. Por conocer a personas así, por escuchar a gente a la que admiro. Gracias Pancho Varona, y suerte en la vida. Si queréis seguirle en twitter: @panchovarona

1 comentario:

  1. Enorme reportaje. Intenso y emotivo e inteligente. Muchas gracias, me lo llevo para el Feizbuk! (Bendita sea interné!) Mil gracias por permitirme leer esta maravilla!.

    ResponderEliminar